Sea por ahora cambiar de competidor de Snapchat a YouTube, sea porque el equipo de Instagram se aburre o sea por cualquier otra razón, de hacerse realidad éste rumor prácticamente se ha mutilado Instagram por completo. Irónicamente Instagram era lo que era y ha conseguido ser lo que es por sus limitaciones, sus imágenes de 1:1 o vídeos cortos.

Dicen que quien mucho abarca poco aprieta pero también es cierto que Instagram está siendo el salvavidas del grupo Facebook tras la contínua y paulatina caída de visitas y usuarios en la conocida macro red social. Instagram por un lado o Whatsapp por otros son las gallinas de los huevos de oro que pueden amortiguar los malos momentos de Facebook.

Quizá, el problema venga de estar repitiendo los errores de Facebook en el resto de sus plataformas que, lejos de tematizar o dejar su esencia, intentan hacer lo mismo que con la red social, englobarlo todo y englobar en Instagram todo lo referente a videos e imágenes.

Veamos el nombre, INSTAgram. Lo bello, lo bonito de esa aplicación era el aquí y el ahora. Poco a poco se ha ido apoyando el LATEGRAM, es decir, publicaciones e imágenes del pasado pero ahora, con la subida de vídeos hasta 1 hora vemos que el objetivo ya no es el Insta sino el Late.

¿Por qué? Os imagináis haciendo un vídeo (sea por batería, por cobertura, por cualquier otra razón) de 20, 30 o 60 minutos en vuestras vacaciones? ¿en una review o un unboxing? No ¿cierto? Lo haces, lo grabas, lo preparas y lo subes a YouTube, Vimeo o cualquier otra aplicación. Ahora Instagram será el Lategram en cuanto a vídeos continuando la tendencia marcada y vista en los últimos meses.