El cambio de rumbo de Google con Android puede ser un error

Conste que empiezo diciendo que “puede” ser un error así como, desde un modo de subjetividad y opinión, ha hecho un feo enorme a una plataforma que le ha reportado unos beneficios multimillonarios, un crecimiento imposible sin el apoyo de los fabricantes y sin la existencia de la filosofía de Nexus como ejemplo a seguir con lo más puntero en tecnología, las últimas versiones del sistema operativo y un referente para el resto de fabricantes.

pixel

Haciendo un repaso a los beneficios de Android, solo en repartos para desarrolladores de aplicaciones para Play Store, Google repartió en el 2014 5.000 millones de dólares, de ese dinero hay que recordar que el margen de beneficio de Google es de un 30%, es decir, 1.500 millones de dólares por crear un escaparate.

Junto a este beneficio, se le puede sumar el del uso de internet, búsquedas y servicios de Google existentes en Android, una media que se sitúa en 6,30 dólares por usuario en el 2014, teniendo en cuenta que en ese momento Android se situaba en 2.500 millones, hablaríamos de unos beneficios de 15.750 millones de dólares. Unas cifras imposibles si no llega a ser por los fabricantes que, hay que recordar, pagan también licencias para poder usar Android en sus terminales.

google-play-store-vs-apps-store-revenue-2018-710x431
Beneficios App Store y Play Store

Hay que recordar que todo son estimaciones, Google nunca ha querido desvelar el beneficio de Android pero no están nada alejados de la verdad tras hacerse públicos dichos datos en el juicio de Oracle contra Google, 22.000 de beneficios y 31.000 millones de ingresos.

Pero este post no va a tratar sobre el feo de Google hacia los fabricantes sino de beneficios y costes y es que, por todos los que me conocen, siempre he sido de Android frente a Apple pero no soy de Pixel frente a Apple por el siguiente razonamiento:

El Pixel y el iPhone 7 cuestan 649$, el Pixel XL $869 y el iPhone 7 Plus $769. Si, es igual o incluso más caro el Pixel que el iPhone pero éticamente con una gran diferencia con los datos mostrados abajo. Comprando un iPhone no sigues pagándolo vendiendo tus datos, sea en geoposición, con el asistente preinstalado, con las aplicaciones de Google o la recopilación de datos para mostrarte publicidad relevante que tantos beneficios otorga a Google, su principal fuente de negocios.

En resumen, estás pagando lo mismo o más por un móvil de alta gama que, además, pagarás pagando con tu vida privada. Sin duda, frente a esto hasta a mi Apple me resulta más atractivo porque, si bien pagas lo mismo, ahí se ha quedado todo, no van a aprovechar mis datos subidos en iCloud, ni van a mostrarme publicidad entre mis correos electrónicos, he pagado un terminal y disfrutaré de unos servicios cerrados y seguros que ningún “tercero” aprovechará y se beneficiará.

Android se acabará comiendo a Pixel como se comió a Apple pero Apple seguirá teniendo un público objetivo y siendo un referente, al igual que Android pero ¿Pixel? ¿Es una alternativa válida a los Nexus?

 

Community Manager y Social Solutions Consultant en @LithiumTech - @Klout y Presi de @Geocrono y @MadHelpHorses. Amando a @MBMarina y @mini_biel. Fet a Mallorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *