Fanboy o no fanboy, that is the question

Me está resultando interesante el ver como la gente se suele llegar a radicalizar por defender determinadas marcas o modelos y un post de alt1040 relacionado con otro de and.roid.es tan solo hace que confirmar dicha radicalidad.

Podemos perfectamente comparar el fanatismo hacia marcas, productos o modelos con el holiganismo del futbol en estos tiempos que corren y es que el poder del márketing y marcas son suficientemente fuertes para ir tranquilamente haciendo publicidad de ellas en camisetas, gorras o nuestros propios dispositivos. Ya no subvencionados, ya no regalados sino incluso llegar a pagar para ir haciendo publicidad de una marca, es por ello que cada vez es más normal que veamos Googles, IBMs o, como no Apple por la calle sin venir a cuento, con pegatinas en los coches, gorras, etc. Que si Linux o Microsoft, que si Iphone o Android, que si Barça o Madrid suelen acabar en discusiones acaloradas e irrelevantes cuyo objetivo o finalidad no es otro que discutir porque no se va a solucionar absolutamente nada y muy seguramente no se va a convencer al otro de lo bueno que es el producto o marca a quienes somos fieles.

Si hay algo inexistente en las típicas discusiones fanboys es la objetividad y sensatez. Yo desde luego siempre he dicho que en este mismo blog, las opiniones son terríblemente subjetivas porque no me baso en hacer estudios o comparativas de dos asuntos, dos temas, dos partidos políticos, dos marcas o dos dispositivos, es por ello que el primer paso es que unos y otros pegan de subjetividad y negar este punto es negar lo básico. Tanto Eduardo Arcos como Rallat son terriblemente subjetivos quieran o no reconocerlo. En el post de And.roid.es respecto a que los líderes tecnológicos se pasan a Android por varios motivos (aplicaciones capadas, pérdida de cooling, etc) lo considero erróneo, en especial por su título y por las razones mostradas, para empezar pone el ejemplo de dos supuestos líderes aunque hay muchos en el mundo con más poder de difusión y de creatividad que los ejemplos mostrados, incluso Eric Smicht usa Blackberry en lugar de Android por la sencilla razón de ser más productivo. Esto no significa que “Los líderes tecnológicos se pasen a Android” ahí ya veo el primer símbolo de objetividad, pero realizar un post de respuesta al ataque de Arcos es tan irrelevante como el propio post de Arcos. Arcos érra completamente al pensar que no es un fanboy porque lo es y de los gordos (y yo también lo soy, no lo niego pero tampoco lo oculto) y negar que los programas para Iphone están capados porque de no estarlos serían posiblemente bloqueados es negar una evidencia como una casa.

Por último, el remate de todo esto es negar ser un fanboy o ser objetivo por tener contactos o algo de conocimiento sobre un tema porque lejos de negar serlo, no hace otra cosa que confirmarlo y mucho menos la necesidad de excusarse de unos ataques irrelevantes.

Madre mía, que malo es el fanatismo, futbolístico, Applerero o Androidero y eso si, rompo una lanza diciendo que el fanboy de Apple suele ser el más crítico, subjetivo y radical que uno se pueda echar a la cara en la negación de obviedades, en la imposibilidad de llegar a una charla objetiva o en convertir cualquier crítica a Apple en una palabra tabú para que una charla no se convierta en discusión. Llevo unos cuantos meses observando (y siendo atacado) como los fanboys de Apple son capaces de atacar a alguien por haber mencionado lo errado de la compañía de la manzana por el bloqueo de Google Voice, por los iphones explotados o sobrecalentamiento de batería. Sean verdad o no, esto y otros temas como la anterior imposibilidad de copiar y pegar, ausencia de multitask y demás hacen que seas objetivo de una ira irracional de multitud de fanboys de Apple que ya es tirarán unos minutos para encontrar las respuestas adecuadas, no para echar por tierra los argumentos mencionados, el reconocimiento es algo inexistente por lo general, sino para contraatacar como locos por haber osado meterse con Apple o el Dios Jobs.

Me gustan los mandamientos del Fanboy expresados en bocabit.com, muy acertados sin lugar a dudas.

  1. Te cabrearás si algo que te gusta es criticado o cuestionado.
  2. Serás intelectualmente deshonesto así como presumirás de objetividad sin ser objetivo.
  3. Rebatirás este cuestionamiento con ataques personales o irrelevantes al tema tratado.
  4. Destruir a tu contrincante es más gratificante que tu propia victoria o defensa.
  5. No aportar nada nuevo y entrar en un bucle que haga que tu rival abandone la batalla dándote la victoria.
  6. Presume de ser un anti-fanboy

Presi de @BayernEspana y @MadHelpHorses, CEO de @Geocrono, Traductor en @ProtonMail y Proofreader de @ProtonMail. Amando a @MBMarina, Biel, Adrián.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.