Privacidad – Parte I ¿Qué es una VPN y para qué sirve?

Tan inocente es pensar algo como el título de este post “¿Qué necesidad hay de usar VPN?” u otros aspectos como ¿Por qué cambiar las DNS de tu router o navegar siempre a través de https? Como de pensar que da igual enviar una postal que una carta o un burofax.

El aplicar medidas para garantizar tu privacidad no es sinónimo de tener algo que ocultar sino, simplemente navegar, conversar o comunicarse libremente con cualquier otra persona libre de que alguien que esté atento a esa conversación use la misma para su propio beneficio (venderte servicios, vender tus datos a terceros, etc).

Antes de entrar en saber por qué usarlo hay que saber ¿qué son? o ¿para qué sirven?

VPN

Alguno vincula el uso de conexiones VPN a hacer algo “malo” quedándose únicamente en ello pero las ventajas que ofrece va más allá.

Con las VPN además de ocultar tu privacidad permite saltar bloqueos políticos o geográficos impuestos por normas aleatorias, partidistas o interesadas sea en forma de censura o simplemente de control de la población, además de ello una de las mayores ventajas de las VPN es el garantizar el anonimato en la red y salvaguardar tu privacidad y otra ventaja no tan conocida es la de bloquear publicidad.

Me parece muy bien, ¿pero qué son?

VPN son las siglas de Virtual Private Network, o en castellano red privada virtual. Para poder conectarnos a internet, sea con el portátil, el tablet, el móvil, el ordenador de escritorio, de la oficina, de la televisión inteligente, desde el smartwatch, etc. todos estos dispositivos se conectan con un router externo en caso de ordenadores o interno a través de una tarjeta SIM cuando se trata de dispositivos móviles.

Tanto el router o módem de casa como desde tu dispositivo móvil se conectan a través de tu compañía de telecomunicaciones sea a través del cable de fibra como a través de la antena repetidora móvil más próxima a ti y ambas permiten que te unas a la red.

En caso de ser un módem o router, lo más seguro es que no tengas uno sino varios o muchos dispositivos conectados a tu router (tu móvil cuando estás en casa, tu ordenador, tu portátil, tu TV, su consola, etc) y todos ellos tendrán una IP local asignada (192.168.1.1, 192.168.1.23, 192.168.1.36, etc) creando una red local que permite conectarse entre ellos sin llegar a estar en internet, por ejemplo, cuando enviamos a nuestra impresora con WiFi documentos para imprimir desde nuestro ordenador.

Lo que hace una conexión VPN es crear una red local pero sin la necesidad que sus miembros estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet. Es decir, es virtualmente lo mismo que una red local con la ventaja de que al usar la red global (Internet) dos miembros de la misma red puedan estar en los dos extremos del planeta.

Cuando usas Internet de manera convencional, tu equipo se pone en contacto con tu proveedor y tu proveedor te facilita lo que pidas (chatear, ver YouTube, navegar, escuchar la radio, etc) por lo que sabe qué haces, cuando lo haces y dónde lo haces.

A través de una una conexión VPN el primer paso es el mismo, tu equipo conecta con tu proveedor de internet pero una vez conectado, se dirige al servidor VPN que tengas configurado por lo que lo único que sabrá tu proveedor es cuando te conectas y cuánto tráfico, nada más.

Vale, ya lo entiendo pero… ¿Para qué sirven las conexiones VPN?

Seguro que con las explicaciones anteriores ya te has imaginado unas cuantas situaciones en las que las conexiones VPN podrían ser útiles. El uso más habitual y que se puede ver diariamente es el corporativo pero las ventajas van mucho más alla. Estos son los principales usos de las conexiones VPN.

1. Capa de seguridad

El uso más común del uso de una conexión VPN es la empresarial. Prácticamente la mayoría de empresas y sobre todo las más grandes y con contenido más delicado hacen uso de una conexión VPN corporativa cifrada entre sus trabajadores, entre sus sucursales, entre sus oficinas. Imaginemos por un momento el enorme peligro que puede suponer tener todos sus datos e informes conectados directamente en Internet y tener un agujero de seguridad, todos esos datos, privados o confidenciales estarían expuestos inmediatamente a todo el mundo.

Esto podría ser también de utilidad para una PYME si bien lo más normal es que cuando una PYME quiere compartir un dato, suele poner disponible únicamente la carpeta o dato siendo igualmente un riesgo de seguridad y, lo que es peor, incumplimiento de la Ley de Protección de Datos.

Del mismo modo que usar WiFi Pública o abierta para tratar diferentes temas y especialmente sensibles como el hacer una actividad bancaria, el uso de VPN es todo lo contrario especialmente si se trata de una VPN con transferencia cifrada de extremo a extremo impidiendo el acceso a nuestras acciones hasta al propio servidor.

De todos modos, una VPN no es de por sí una red de confianza, ahí entra la importancia de escoger un servidor serio, seguro y profesional y no el primero que puedas encontrar. Al final de este post pondré una serie de recomendaciones.

2. Evitar bloqueos geográficos de contenido o censura política

Desgraciadamente es cada vez más habitual ver contenido restringido legalmente sea por motivos legales o motivos de derechos de autor (lo siento, este contenido no está disponible en su país) o directamente no funciona.

Al estar conectado en una VPN, la ubicación se basa en la localización del servidor de dicha VPN (EEUU, Holanda, Suiza, etc) aunque el usuario se encuentre en España, Rusia, China, etc) no siendo aplicables los bloqueo existentes.

3. Descargas P2P

A las operadoras les puede gustar que uses tu ordenador para navegar o para chatear, incluso para enviar correos pero no tanta cuando se usan para hacer descargas independientemente legales o no debido al alto tráfico que puede suponer. Evidentemente ni a SGAE ni a sucedáneos les gustan tampoco independientemente si a la hora de pagar tu conexión, tus discos duros o tus CDs ya estás pagando un canon digital aunque sea para guardar tus fotos de las últimas vacaciones.

Esto se resume en la posibilidad de que la operadora pueda tener bloqueados los puertos de cada programa (torrent, emule, etc), que perjudique su uso limitando la velocidad o directamente almacenar tu IP para posibles medidas judiciales-legales, algo que, como hemos dicho antes, una operadora o juez es completamente ciego al uso que se pueda dar a internet estando bajo una conexión VPN.

Ventajas de las conexiones VPN

Dicho esto se suman una serie de resumen de ventajas que supone el usar una conexión VPN.

  • Multidispositivo y en todas las aplicacones, a diferencia de proxys, dns, etc que modifica o anonimiza el uso de una determinada aplicación (navegador, correo, etc) la VPN afecta y cubre todo el tráfico independientemente de la navegación, por otra parte se puede configurar en todo tipo de dispositivos desde ordenadores a móviles o tabletas.
  • Seguridad: Añade una capa extra de seguridad y privacidad a tu navegación siempre y cuando estés conectado a un servidor VPN de conexión cifrada.
  • Conectar y desconectar con un click. Una vez tengamos configurada nuestra red VPN o configurada, su uso es tan sencillo como un botón de apagar o encender sin tener que pasar por ningún engorro cada vez que se quiera hacer uso de ella.
  • Modificar ubicación, útil para evitar la censura geográfica de un determinado país.
  • Privacidad no puede saber a qué te dedicas en Internet. ¿No te apetece que tu proveedor de Internet sepa que te pasas horas viendo vídeos de gatitos en YouTube? Con una VPN no sabrán a que te dedicas, pero ojo, que sí lo sabrá la compañía que gestiona el VPN.

Desventajas y cosas a tener en cuenta

Hasta aquí todo es bueno pero ahora vienen las pegas a tener en cuenta:

  • Coste. Si bien es posible encontrar servicios de VPN gratuitos, es preferible revisar su calidad, seguridad, privacidad o calidad chequeando en internet si es de calidad y revisar los servicios de calidad.
  • La velocidad de conexión. La velocidad en la conexión puede resentirse dado que, si bien pasamos de usar la operadora esto implica a una mayor latencia y una menor velocidad.
  • Su seguridad no es total. Conectar a través de VPN no significa estar completamente seguro (hay que tomar además otro tipo de medidas) pero VPN no significa ser invulnerable ni mucho menos.
  • Falsear ubicación puede fallar. Si la conexión se realiza a través de un dispositivo móvil es fácil, entre comillas, detectar la verdadera situación del dispositivo a través de triangulación de antena.
  • No te proporcionan anonimato. Hay conexiones de VPN que no garantizan el anonimato, es importante, como en el primer punto, revisar qué conexión de VPN vamos a usar.

Servicios VPN Recomendados:

A nivel personal el mejor VPN, el más seguro y con precios razonables es ProtonVPNuna empresa sita en Suiza cuya característica es disponer de la mayor privacidad del planeta y creador de un servicio tan seguro y conocido como ProtonMail.

Tiene un plan gratuito el cual te permite escoger entre tres países, velocidad media y un dispositivo.

Como no, no puede faltar el servicio más popular de VPN y es TunnelBear que dispone de un plan inicial gratuito en el que podrás disfrutar de 500MB para probarlo.

Presi de @BayernEspana y @MadHelpHorses, CEO de @Geocrono, SSC en @LithiumTech y Proofreader de @ProtonMail. Amando a @MBMarina, Biel, Adrián.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*