Maui Jim, una visita muy deseada

El COVID-19 me rompió muchos esquemas y planes en el 2020, un partido cancelado en el Allianz Arena con la peña, salidas a la montaña y también algo que llevaba tiempo planeando que era visitar las oficinas de Maui Jim, conocer a los que estaban detrás de la marca en España y su Showroom, todos sus modelos en un único lugar y, como no, sus anécdotas y curiosidades.

Hace ya cuatro años, decidí compartir con el mundo unas gafas que descubrí después de probar muchas marcas y tecnologías y tras mis primeras Maui Jim con el modelo Ho’okipa (casualmente el modelo más vendido de la marca) decidí crear un grupo en Facebook llamada «Maui Jim Sunglasses Fan Club» con poca o nula esperanza de que fuese algo, ¿una comunidad de fans de una marca y encima de algo tan efímero como unas gafas de sol?

Cuatro años después la comunidad superó los 5000 fans, sin ningún tipo de promoción, ni incentivación, simplemente aparecer en los resultados de búsqueda al buscar Maui Jim con volúmenes como 100 publicaciones, 250 comentarios y más de 1000 reacciones al mes, acumulando más de 1.000 fotos que los clientes de Maui Jim deciden compartir con el resto de la comunidad y con posts de muchos tipos como presumir de nuevas gafas, obtener ayuda o consejo, opinión o posibilidad de comprar y vender gafas entre los miembros de la comunidad.

Tal era el potencial del grupo que decidí compartirlo con el mismísimo Maui Jim (aunque conocían sobradamente su existencia con más de 32 empleados de la compañía entre directores, ejecutivos o trabajadores) y pocos días después recibí una llamada al teléfono de Martijn Van Eerde ¡invitándome a la sede de Maui Jim en España y en esa misma semana! ¡El viernes 9 a las 12 era el día!

Oficinas de Maui Jim en Madrid (España)

Después de tantos años esperando, por fin pude conocer Maui Jim por dentro y los profesionales que se encuentran allí de lo que, posiblemente, sea la mejor post-venta en una marca de lentes, con una tasa de devoluciones irrisoria, el mejor ratio de opinión y NPS del mercado junto con verdaderos profesionales y, algo que me llamó mucho la atención es la gran antigüedad y fidelidad de los trabajadores con 10, 15, 18 años de antigüedad en la empresa.

Una vez dentro era el paraíso de cualquier fanático, la alfombra de la entrada, las puertas, la decoración entre lo sobrio y lo exótico con aspectos hawaianos, el ave característico del logo de Maui Jim y una Showroom maravillosa donde ver en un único lugar todos los modelos de Maui Jim, algo imposible a excepción de su página web.

Showroom

Durante una hora pude escuchar historias, anécdotas, curiosidades de Maui Jim así como de su experiencia en la empresa con más de 17 años en la misma como responsable de Europa y Oriente Medio, peculiaridades de Maui Jim como empresa y como sentimiento de marca así como, por mi parte, dar una serie de ideas, mejoras, opiniones y sugerencias especialmente orientado hacia el mercado español

Me dieron una tremenda sorpresa y es que, al acabar me dijo «elige la que tu quieras por la labor que has hecho» y durante un tiempo a solas me dio tiempo a probar, ver, tocar, experimentar y disfrutar de los diferentes marcos y lentes de Maui Jim hasta que la elegida fue la Maui Jim Guardrails con montura plateada mate y varillas de goma negras y azules con lentes Gris Neutro con la lente más avanzada de Maui Jim, MauiBrilliant así como varios detalles más como un polo como patrocinador de Maui Jim de North Seals, una gorra exclusiva para Maui Jim de Cocowi, un soporte de gafas para coche y una bolsa panera.

¡La verdad es que por una hora estaba como un niño con zapatos nuevos, por fin conocí Maui Jim por dentro, los que hacen posible que sea como es y unas Maui Jim que se unen a la colección junto con mis Ho’okipa, Makaha y River Jetty!

chevron_left