La Agencia Tributaria y Zoom, la privacidad y coherencia

Recientemente se dio a conocer que la Agencia Tributaria utilizaría la conocida herramienta Zoom como medio para realizar videoconferencias, algo que me preocupa doblemente.

Antes de nada hace ya semanas que decidí no dejar mis datos y mucho menos mis conversaciones en manos de un sistema el cual no es recomendado ni por el CNI y es que han sido los múltiples problemas de privacidad, de seguridad y de confidencialidad.

Para rematar no solo se ha quedado en eso sino que para solucionarlo, su respuesta ha sido la de crear un sistema «seguro» de pago en el cual dicen cifrar las conversaciones de extremo a extremo y el gratuito en el cual tus conversaciones tienen la misma seguridad que una postal.

El principal problema de esta decisión es que, como ya he dicho, hace semanas que he bloqueado Zoom del mapa en todos mis dispositivos pero este paso tomado por la Agencia Tributaria es, no solo importarle un bledo la privacidad de los ciudadanos sino que además, sin ningún temor, ceder dichos datos a empresas estadounidenses las cuales, por ley, tienen la obligación de entregar y reportar los datos de sus usuarios a las autoridades estadounidenses si estas los solicitasen.

La historia no acaba aquí sino que añadimos otro punto importante y fundamental y éste es la coherencia. Mientras por un lado se argumenta (muy acertadamente) que la base económica basada en la construcción o el turismo es una base endeble, volátil e inestable siendo necesario apostar por aspectos más seguros como la ciencia, la tecnología y la farmacéutica, en lugar de apostar por un sistema de código abierto (de los cuales hay muchos y donde destacan algunos como es Jitsy en el que da la opción de una comunicación segura, cifrada y con la posibilidad de dar trabajo a desarrolladores y técnicos españoles, se prefiere apostar por una solución externa a la cual estaremos vinculados y dependientes.

Si el problema, como hemos podido ver en la pandemia, es la extremada dependencia de terceros países (EEUU, Alemania, China, etc) no logro entender como la solución para las comunicaciones entre Estado (Agencia Tributaria) y ciudadanos se realiza mediante un servicio de terceros como Zoom (como podría ser igual de triste usar Skype, Teams o Google Meet).

La constante dependencia de tecnología extranjera y privativa nos seguirá supeditando constantemente al estancamiento tecnológico estatal español. Los mismos que hoy contratan Zoom serán los mismos que mañana se rasgarán las vestiduras por la fuga de cerebros y la dependencia exterior.

 

Presi de @BayernEspana y @MadHelpHorses, CEO de @Geocrono, Traductor y Proofreader de @ProtonMail. Amando a @MBMarina, Biel, Adrián.