La de cosas que cambian cuando se es padre

Cierto es que muchos que nos han pronosticado poco menos que el apocalipsis cuando se es padre o andan muy confusos o se ahogan en un vaso de agua aunque eso no implique a que algo tan “gordo” como tener un hijo te cambie la vida por completo.

AmJDFMgs5TaO-pZjOtwG_wVGnsXJRxPuxXaG_5-LQ9sx

Horarios trastocados (especialmente los del sueño), cambios totales de hábitos y convivencia, aumento de responsabilidades y trabajos, etc. aunque como comento… la realidad está bastante alejada de aquellos cuyos consejos o anéctodas han sido aspectos como: “se te acabó el rollo de viajar”, “despídete de las cenas o salir a comer”, “vas a estar en un sinvivir todo el día”

Cierto es que sumando hijo + trabajo + quehaceres hogareños+ responsabilidades de protectoras, etc puede ser un quilombo bastante interesante pero, ciertamente este tipo de “complicaciones” me ayudan y bastante a buscar automatismos, posiblidades o métodos más productivos que me permitan, no solo abarcar lo que había antes sino dar solución y cabida a todos aquellos cambios que se han añadido.

En el fondo me alegro del feedback dado por algunos padres de que la vida se complica llegando a lo postdiluviano porque después ves que o se ahogan en una gota o sencillamente intentan exagerar hasta el infinito los cambios que hayan podido tener. Pese a ello, muchos de los cambios no han sido ni mucho menos negativos hasta el punto de recuperar viejas aficiones que tenía abandonadas como volver a la montaña o volver a leer en los pocos huecos que tenga libres conviviendo con nuevas aficiones como viendo dibujos animados, músicas infantiles, jugar con Biel o salir más a pasear.

Presi de @BayernEspana y @MadHelpHorses, CEO de @Geocrono, SSC en @LithiumTech y Proofreader de @ProtonMail. Amando a @MBMarina, Biel, Adrián.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.